Enterate

Por primera vez en 500 años abren la tumba de Jesús y el hallazgo es asombroso

By  | 

Por primera vez en 500 años abren la tumba de Jesús y el hallazgo es asombroso

Tuvieron que pasar mas de 5 siglos para que por fin se abriera lo que se piensa fue la tumba de Jesús, ese lecho de muerte en donde habria pasado 3 dias despues de su crucifixion.

Fredrik Hiebert de National Geographic, es el arqueólogo que encabezo el proyecto de restauración de la tumba sagrada, misma que se encuentra en la Iglesia de la Santa Sepultura en Jerusalén.

La roca del calvario”, era como una casita que se encontraba en el interior de la iglesia y se construyó alrededor del lecho rocoso original, mismo que se pensaba era el cementerio de Jesús.

Como podemos ver por primera vez en 500 años abren la tumba de Jesús y el hallazgo es asombroso dice el encargado de la restauracion.

Cada lugar que quiera arreglarse dentro del mismo recinto tiene que pasar por todo un papeleo, mismo que toma bastante tiempo.

Te puede interesar : Increíble Arqueólogos encontraron el Arca de Noé en Turquía.

Finalmente la iglesia accedió que los arqueólogos examinaran la tumba pues era necesario por si durante el proceso de restauración sufría algunos daños.

luego de Medio milenio despues la tapa de mármol fue levantada, estuvieron presentes las iglesias ortodoxas griegas, armenias y los monjes franciscanos.

¿Era realmente la tumba de Cristo?

Aunque es una imposibilidad arqueológica afirmar que la tumba recién expuesta en la Iglesia del Santo Sepulcro es el lugar donde sepultaron a un judío llamado Jesús de Nazaret.

Hay pruebas indirectas que apuntan a que la identificación del sitio, hecha unos 300 años después por representantes del emperador romano Constantino, pudiera ser razonable.

Las primeras referencias de la sepultura de Jesús se encuentran en los Evangelios canónicos, los cuatro primeros libros del Nuevo Testamento, posiblemente escritos décadas después de la crucifixión de Cristo hacia el año 30 d.C.

Aunque los detalles varían, los relatos describen, de manera consistente, que Cristo fue sepultado en una tumba excavada en la roca que pertenecía a José de Arimatea, un judío rico seguidor de Jesús.

Los arqueólogos han identificado más de mil tumbas de ese tipo en el área contigua a Jerusalén, señala Jodi Magness, arqueóloga y becaria de National Geographic.

Cada una de esas tumbas familiares consistía de una o más cámaras mortuorias, con nichos largos excavados en las paredes rocosas para dar cabida a cuerpos individuales.

Todo esto concuerda, perfectamente, con lo que sabemos sobre la manera como los judíos pudientes enterraban a sus muertos en los tiempos de Jesús.

Por supuesto, esto no demuestra que el acontecimiento fuera histórico.

Sin embargo, sugiere que cualesquiera que hayan sido las fuentes de los relatos evangélicos, ciertamente conocían esta tradición y las costumbres funerarias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Real Time Web Analytics